Actividad de conocimiento y análisis del Soto de los Espinillos

El Soto de los Espinillos constituye un elemento fundamental en la conectividad del río Henares. Este espacio natural, protegido en algunos tramos por la Red Natura 2000, separa los núcleos urbanos de Torrejón de Ardoz y Alcalá de Henares. La presión urbanística debida a la cercanía con Madrid es intensa y en el mapa 1, se observa como el Soto de Espinillos (en verde) es un sector clave en cuanto a la conectividad del territorio entre las estepas cerealistas de la Campiña del Henares y el conjunto de terreras, barrancos, valles y páramos que forman la Alcarria de Alcalá. Si esta zona se urbaniza, no quedaría ninguna discontinuidad entre los núcleos urbanos de Torrejón de Ardoz y de Alcalá de Henares, creando así una barrera para la circulación de las especies en una zona donde este tránsito ya resulta de por sí, difícil. El Soto de los Espinillos se ubica a orilla de los ríos Henares y Torote y la presencia de un bosque de ribera, en algunos tramos denso, así como sus ecosistemas agrarios nos invitan a preservar toda la zona, reto clave para la conectividad ecológica del territorio.

 

 3

Mapa 1. Soto de los Espinillos (en verde) y ubicación entre los términos municipales de Torrejón de Ardoz y Alcalá de Henares. Elaborado por Pedro Manuel García Carvajal a partir de mapas ©Google, con base procedente del Instituto Geográfico Nacional. En color amarillo, las aglomeraciones urbanas de Alcalá y Torrejón, a escasa distancia de componer una conurbación.

 

La actividad descrita a continuación tiene como objetivo principal la sensibilización de la ciudadanía en general y los alumnos del Colegio Público Andrés Segovia de Torrejón de Ardoz  en especial, en relación a la conservación del Soto de Espinillos y las consecuencias sobre la conectividad de ecosistemas que tendría la urbanización de una zona tan próxima a Torrejón y utilizada por muchos de sus habitantes.

Se realizó la actividad en la mañana del sábado 23 de abril de 2016 y está enmarcada en las I Jornadas Biodiversidad, paisaje y territorio organizadas por el Ayuntamiento de Alcalá de Henares y la Universidad de Alcalá.

Con una temperatura de 15ºC y una nubosidad variable que dio un respiro a varias semanas de abundantes precipitaciones, se reunieron los organizadores de la actividad con los alumnos de Sexto de Primaria y sus familias a las 10 horas junto al Hospital de Torrejón de Ardoz, en la zona más próxima al olivar de Espinillos.

Entre los responsables de la actividad estaban Luis Jiménez Meneses y Paul Savary, por parte de la Asociación de Ciencias Ambientales; David Párraga Martínez, Alberto Granados Jiménez y Pedro Manuel García Carvajal, como maestros y tutores de los alumnos asistentes de Sexto de Educación Primaria del Colegio Público Andrés Segovia de la localidad de Torrejón de Ardoz.

El número de alumnos, de los 70 convocados de los tres grupos de 6º, fue de 6 más una alumna de 1º de Primaria; estuvieron acompañados de sus padres o sus madres.

 

 
grupo_salida_espinillos

Grupo que participó a la salida del 23 de abril de 2016 en Torrejón de Ardoz

 

No podemos seguir esta crónica sin nombrar a estas personas tan importantes y que han hecho posible esta actividad con sus aportaciones, su presencia y como torrejoneros interesados en conocer los valores naturales de un espacio tan vinculado a esta gran localidad que es Torrejón de Ardoz. Como alumnos de 6ºA acudieron Paula González Sánchez, Daniel Márquez Hidalgo, Jorge Ramírez Garrido y Alex Serrano Sánchez; el alumno Abel López Asenjo acudió como representante de 6ºB y Rocío García Miguel lo hizo por parte de 6ºC. Andrea Ramírez Garrido también estudia en el Colegio Andrés Segovia aunque en 1ºB y su participación fue importante. Las madres y los padres también se involucraron y sus ideas enriquecieron este documento así que gracias a Francisco Javier González Julián, Encarni Hidalgo, Raquel Garrido, Iván Serrano, Alicia Asenjo y Maite Miguel.

¡Gracias a todos y todas!

En el lugar de la cita, tras las presentaciones y saludos, se procedió a informar sobre el qué y porqué de las jornadas.

La actividad consistió en un recorrido por el Soto de Espinillos. En las paradas efectuadas a lo largo de la mañana, los responsables de la actividad dieron informaciones sobre el entorno y invitaron a los participantes a observarlo y proponer ideas de actuaciones posibles para dar valor a este espacio o para restaurar su potencial ecológico a fin de conservarlo. Las paradas se hicieron en 9 puntos que figuran en el mapa 2 y que se describen a continuación: 

 

 

Recorrido soto espinillos torrejon 

Mapa 2: Recorrido seguido durante la salida. Fuente: Google satélite

 

 

Punto 1. Entorno urbano del Hospital Universitario de Torrejón de Ardoz

El barrio torrejonero de Soto del Henares era, hace poco más de una década, la prolongación rústica del Soto de Espinillos. Los parajes del Llano de la Galga que hoy es el moderno barrio de atractivo trazado y generosos bulevares y avenidas eran suelos abundantes en cantos rodados y dedicados a la agricultura cerealista aunque en su mayoría abandonada.

 

Punto 2. El olivar de Espinillos

El suelo está ocupado por herbáceas anuales que el día de la visita se encontraban en pleno apogeo y en floración. El olivar no recibe manejo y se observan chupones que salen de la base de los olivos (Olea europaea) como consecuencia del abandono, presencia de ramas secas en la copa y almendros que medran pegados a los olivos y que, en muchos casos, superan en altura a los que antes fueran productores de aceituna.

Se comenta que los olivares manejados suelen tener el suelo libre de herbáceas para evitar competición radicular que perjudique al olivo aunque existen modalidades de cultivo en los que la alfombra herbácea del olivar es regulada por la ganadería o mediante desbroce mecánico, lo que produce la permanencia del esponjamiento y porosidad edáfica que generan las herbáceas e incrementa la fertilidad del suelo, si es manejado con ganado, como consecuencia de los excrementos de los herbívoros, lo cual también ayuda a garantizar el retorno de la energía desde el olivar en vivo al suelo.

Este olivar de Espinillos puede favorecer, además, la habitación de fauna silvestre como insectos, aves como el mochuelo o los zorzales como ejemplos clásicos, pequeños roedores, lagomorfos, carnívoros como el zorro y mustélidos como la garduña, la comadreja o el turón…

 

 Olivar

Olivar de Espinillos

Debido al abandono del olivar, surgen varias ideas:

a) Una alumna propone el mantenimiento de pequeñas divisiones del olivar por medio de la adjudicación para tal fin a centros educativos de Torrejón o Alcalá. Los escolares podrán aprender técnicas del cultivo del olivar y la producción de sus productos.

b) Una alumna propone una iniciativa por la cual los niños apadrinen y cuiden un olivo.

c) Una vez se han mostrado fotografías en las que aparecen rebaños de ovejas, cabras y caballos en olivares, surge la propuesta de que haya ganadería que sea elemento coadyuvante en el olivar. Proponemos un rebaño de ovejas, cabras o caballos en extensivo para la finca Soto de Espinillos cuyo tamaño sea soportable por este espacio y que pueda realizar pequeñas trasterminancias en los cuales se alimente de forma sostenida. Sería necesario calcular la capacidad de carga de Soto de Espinillos para cada tipo de ganado y la rentabilidad que tendría para que pudiera dar productos beneficiosos: empleo, producción láctea o cárnica local y que goce de aceptación en Alcalá y Torrejón.

Más información sobre el manejo ecológico de los olivares:

El olivar ecológico (Consejería de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía)

Conoce todo sobre el olivar ecológico y sus beneficios

- El cultivo ecológico del olivo (Ficha técnica del Departement d’Agricultura de la Generalitat de Catalunya)

 

Punto 3. Límite de la terraza fluvial en el extremo oriental del olivar

Desde aquí se tiene una vista general de la primera llanura aluvial del Torote y del perfil industrial de la periferia de la ciudad de Alcalá a continuación del mencionado río. La vega del Torote se advierte verde, de una gran intensidad gracias a las abundantes lluvias caídas en las últimas semanas. Salpican la pradera de esa llanura jóvenes ejemplares de almendro y de olmo siberiano.

Los allí presentes quedamos prendados de la belleza del lugar pese a su actual carácter periurbano. Allí tomamos conciencia del valor de este espacio como balón de oxígeno frente a la práctica conurbación que ha crecido a lo largo del Valle del Henares; como un impedimento a la fusión física de las aglomeraciones urbanas de Alcalá y Torrejón de Ardoz.

En el extremo suroriental del cuadrilátero en el que se circunscribe el olivar vemos canales de presumible utilización en el regadío de tierras en Espinillos. En este lugar se yerguen varias edificaciones: un edificio que parece asociado a la extracción de agua del subsuelo y que parece tener conexión con esos acueductos y una torre (posible transformador de luz) coronada  por una singular veleta de hierro cuya silueta representa un gallo y que podría ocupar el solar sobre el que antaño -despoblado antes del siglo XV- se levantara el lugar, en ningún caso ha aparecido documentación que le otorgue categoría aldea, de Castil de Lobos (Miguel Mayoral Moraga, 2009. Alcalá y sus aldeas: el señorío urbano complutense en el tránsito Edad Media-Edad Moderna. Fundación Colegio del Rey).

Las ideas que surgen en ese lugar son:

a) El verdor del manto herbáceo de esa vega hizo pensar a los chicos en una posible idoneidad para mantener ganado vacuno. Del mismo modo, podría estudiarse el aprovechamiento ganadero para una cabaña cuyo número habría que calcular según fueran ovejas, cabras o caballos.

b) El aterrazamiento natural sugiere a una alumna que podría servir de auditorio silvestre para conciertos en la naturaleza.

c) Tras mostrar una fotografía de una dehesa de encinas, se sugiere que podría dirigirse un cierto adehesamiento de la llanura aluvial a base de fresnos, olmos o incluso los almendros que, de manera espontánea, crecen allí. Los futuros árboles podrían sostener hábitats de otras especies (nidos entre sus ramas o en plataformas en la parte apical, agujeros en troncos…).

d) La abundancia de flores y la presencia de insectos inspiró la idea de la instalación de panales para abejas, lo que podría generar beneficios como son la producción de miel, cera y otros productos relacionados con la apicultura. Además, las abejas podrían facilitar la polinización de las plantas salvajes o cultivadas en el entorno, lo que constituye una ventaja considerable de la instalación de panales en un momento en que las poblaciones de insectos polinizadores están bajando.

e) Se sugieren campos de trabajo que traten de localizar la supuesta aldea de Castil de Lobos., en los que participen escolares de distintas etapas y donde fomentar el gusto por la Historia y la Arqueología.

f) Los responsables de la actividad sugerimos la creación de balsas artificiales para anfibios, aprovechando la proximidad al Torote y que sirvan de espacios tranquilos y seguros para la herpetofauna.

Más información sobre las charcas para anfibios:

- Manual de creación de charcas para anfibios (Asociación Reforesta)

Ficha sobre “La charca” (Jardines para la biodiversidad, Ayuntamiento de Santander, SEO Bird life)

g) Surge la idea, por parte de algunos adultos, de crear huertos para vecinos aficionados a la agricultura. Serían huertos que cumplirían requisitos de sostenibilidad ambiental. Para el regadío de los mismos podría ponerse en valor el sistema de acequias que hemos visto, lo que además serviría para evitar la desaparición de estos elementos arquitectónicos.

 

 sistema de acequía

Sistema de acequía (Foto de Pedro Manuel García Carvajal)

 

 

Punto 4. El río Torote

El Torote flanquea la finca por su extremo oriental en medio de una desarbolada ribera. A apenas unos metros, en su margen izquierda, se levantan naves industriales. Ambas riberas, las más próximas a la M-300 (carretera de acceso a la ciudad complutense), presentan vertidos de distinta naturaleza: escombros, plásticos… lo que hace inevitable pensar en campañas de limpieza y vigilancia del lugar.

Se han divisado galápagos pero también varios ejemplares del alóctono pez gato, lo que hace necesario hablar de las especies exóticas en nuestro entorno natural.

En la desembocadura del Torote con el Henares se divisa un cernícalo vulgar en vuelo pero con querencia al herbazal de ese punto donde se planifica la construcción de una de las depuradoras de aguas residuales de la urbe alcalaína. La presencia de un ave rapaz, cercana a águilas y halcones, nos hace conscientes del valor de ese lugar.

Se explica que los cursos de agua suelen ir acompañados, a ambos lados, de una banda de vegetación. Se explica, mediante apoyo gráfico, la disposición típica de la vegetación riparia en función de su necesidad de humedad.

 

 bandas vegetación

Bandas de vegetación riparia (Fuente: Asociación de Ciencias Ambientales)

(1) Hidrófilos, (2) Helófitos, (3) Primera banda: Arbustos, (4) Segunda banda: Árboles menos afectados por las crecidas, (5) Tercera banda: Árboles de nivel freático inferior. Tras la banda 5 se situaría la vegetación climática.

 

El punto de parada se ubica relativamente lejano del río Torote de tal forma que no se puede ver éste. Ello se debe también a la ausencia de un bosque de ribera a lo largo de este tramo, bosque que habría permitido localizar el curso fluvial.

 

 llanura_torote

Vista de la llanura del río Torote desde el límite de la terraza fluvial

 

Surgen las siguientes ideas:

a) Al ver la ausencia de esta banda forestal junto al Torote y al cercano Henares, se proponen campañas de plantación de plantas que ayuden a restaurar la banda vegetal de las riberas.

b) Se explica el impacto ecológico de las especies exóticas -se acompañan imágenes de mapaches, cangrejo americano, tortuga de Florida, faisán común…- y se continúa informando de la existencia de campañas de erradicación de esos taxones foráneos.

 

mapache_com_madrid_parque_sureste_maria_jarne

El mapache (Procyon lotor). Fotografía de María Jarne, Parque del Sureste, Comunidad de Madrid

 

Más información: Ficha de descripción del mapache (Procyon lotor), especie invasora particularmente dañina en la región (Fuente: Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras del MAGRAMA)

c) La presencia del cernícalo, y la ausencia de arbolado maduro en las proximidades, ayudan a que se sugiera la colocación de cajas nido para cernícalos vulgar y primilla. El uso agroganadero en ecológico podría crear una diversidad y cantidad de insectos tal que sirviera a la población de cernícalo primilla (Falco naumanni; según Seo Birdlife, el primilla se incluye en el Libro Rojo de las aves de España con la categoría de “Vulnerable” y aparece clasificado como “De interés especial” en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas) que anida en época estival en el casco histórico de la vecina urbe alcalaína.

 

21,5

Caja nido. Fotografía del Grupo de Rehabilitación de la Fauna Autóctona y su hábitat (GREFA).

Más información sobre cómo construir una caja nido: Ficha de la SEO Birdlife sobre las cajas nidos.

 

Punto 5. La Granja de Espinillos

Aquí hemos sido testigos del avanzado estado de ruina y abandono de la que fuera Granja Experimental de la Sociedad Española contra el Ganado Híbrido, propiedad de D. Enrique Allende Salazar. Este alcalaíno dio trabajo a numerosos vecinos de Torrejón, lo que quiso agradecerse dando nombre a una céntrica calle del pueblo en su honor. Tras repetidos cierres de huecos y vanos para evitar el vandalismo y accidentes por derrumbe de muros y techumbres, vemos que esos tabiques disuasorios están rotos y permiten la entrada de personas al interior de la explotación agropecuaria. Los grandes y numerosos grafitis de las paredes incrementan la sensación de abandono y desolación.

  

granja_experimental_ruina

Granja Experimental de la Sociedad Española contra el Ganado Híbrido en ruina (2016)

 

Pese a ello, aún pueden verse elementos de interés como dos piedras de molino, un empedrado a base de cantos de río o las grandes coníferas de la fachada meridional (pino piñonero y cedro).

Observamos cómo la grafiosis (enfermedad producida por el hongo Ceratocystis ulmi  y dispersada por escarabajos escolítidos) afecta a los olmos europeos que crecen junto al complejo. Vemos que aún las moreras presentan cierto retraso en la aparición de las hojas; apuntamos que sobre estas moreras suelen posarse los mochuelos, pequeña rapaz nocturna que aún subsiste en nuestros campos, tan escasos de insectos.

 

tronco grafiosis

Tronco de olmo europeo (Ulmus minor) afectado por la grafiosis

Las ideas que aparecen son:

a) Recuperación del complejo para centro educativo asociado a la Educación Ambiental y gestión del espacio natural que es Soto de Espinillos.

b) Creación de una granja escuela.

Ambas ideas podrían dar lugar a un espacio integrado en la red de espacios de Educación Ambiental de la CAM o en los que los ayuntamientos de Alcalá y Torrejón llevaran el mando.

c) Colocación de nidos de cerámica para cernícalos primilla y nidales para cigüeña blanca en los tejados de la granja.

 

Punto 6. Estación de aforos del Henares de la Confederación Hidrográfica del Tajo

La infraestructura existente en el lecho del Henares y la caseta de toma de datos sirven para explicar la razón de ser de ambas. Podemos constatar el elevado caudal de agua que transporta el río, lo que es consecuencia de la salida de agua del río Sorbe en la Presa de Beleña y las lluvias por toda la cuenca del Henares en las últimas semanas.

Datos de la estación de aforo de Espinillos sobre el río Henares

La fuerza del agua deja ver la cantidad de ramas, hierbas y algunos residuos humanos que es arrastrada por el Henares. En ese momento alguien comentó que el río estaba actuando como limpiador natural al arrastrar la basura de sus riberas y el exceso de vegetación palustre de las orillas (carrizales, cañas…).

 

 estacion_aforos_espinillos

Estación de aforo de Espinillos sobre el río Henares

 

 

 

Punto 7. Puente de Espinillos sobre el Henares

La visita llega a dicha infraestructura, que presenta un deplorable aspecto. El suelo está absolutamente deficiente en material y las barandillas de forja de ambos lados están gravemente deterioradas, lo que incluso puede generar problemas de seguridad.

Más información: Lista Roja del Patrimonio Complutense del Grupo en Defensa del Patrimonio Complutense

La idea que surge es:

a) Restauración y rehabilitación de las partes del Puente de Espinillos sobre el Henares.

 

Punto 8. Bosque de ribera a lo largo del Henares, aguas abajo del puente

Desde este punto parte un camino que acompaña al río por su margen derecha y que sirve de límite meridional al Soto de Espinillos. A lo largo de cerca de 2 kilómetros, la vegetación  riparia es más compleja, alcanza mayor madurez y también densidad y diversidad de especies.

Vamos viendo grandes álamos blancos, algunos fresnos y numerosos olmos europeos afectados por la grafiosis. Entre el bosque, son frecuentes los troncos viejos y secos de antiguos árboles, de los que se destaca su importancia como generadores de hábitats y de diversidad ecológica (micromamíferos, insectos, reptiles, murciélagos, pájaros carpinteros…)

 

arboles caídos

Árboles caídos que generan muchos micro-hábitats para la fauna

 

El calor del medio día es considerable y surgen las nubes de mosquitos que tan bien conocen, y sufren, los participantes torrejoneros en esta actividad.

Aunque no ha habido contacto visual en la jornada, se informa de avistamientos en Soto de Espinillos de zorros, jabalí, corzos o faisanes. Se informa, además, de la posibilidad de otros taxones propios de esta zona y sí avistados en otros puntos del Henares alcalaíno como tejón, gineta, garduña, turón o gato montés.

El Henares hace un codo en cuya orilla de sedimentación crece un interesante espacio forestal abierto donde abundan los cantos rodados y las arenas. En ese punto confluyen los términos de Alcalá, Torres de la Alameda y San Fernando de Henares, a cuyo municipio pertenece gran parte del bosque de esta orilla sedimentaria.

Precisamente en ese lugar -donde es frecuente avistar cormorán grande, martinete o garza imperial- observamos un nido de cigüeña blanca sobre un gran chopo. Para la observación de esta pareja con tres pollos, nos servimos de un telescopio terrestre. La presencia de algún residuo humano en el nido es una excelente excusa para sensibilizar sobre la problemática de la basura y la contaminación, que es tan accesible a especies como las cigüeñas que llegan a ingerir estos residuos o herirse al quedar enredados en el nido. Precisamente esta charla hace recordar a los alumnos presentes el episodio de junio de 2012 en el que fuimos testigos directos de cómo una cigüeña quedaba colgada de una pata por culpa de una cuerda o cable que había en el nido, muy próximo al Parque Europa de Torrejón de Ardoz.

 

telescopio

Observación de las cigüeñas con el telescopio terrestre

Las ideas que surgen son:

a) Instalación de cajas para favorecer la habitación de quirópteros en las proximidades del Henares. Tendría un efecto beneficioso para los vecinos de Torrejón al alimentarse de los molestos mosquitos.

b) Realización de plantaciones escolares para restaurar la banda forestal riparia allá donde hiciera falta.

c) Favorecer, en la medida en que la capacidad de carga del bosque lo permita, el pastoreo para mantener limpio el bosque. Los participantes presentes conocen el pequeño grupo de caballos que pacen a lo largo y ancho de Soto del Henares y que parecen pertenecer a un habitante de uno de los núcleos de infraviviendas que junto al Henares, en la parte más próxima al casco urbano del barrio Soto del Henares de Torrejón.

 

Punto 9. Parque lineal del Mirador (Soto del Henares. Torrejón de Ardoz) 

Coronamos a terraza fluvial donde se levanta ese parque lineal que sirve de tampón entre la urbanización torrejonera y el paraje alcalaíno de Soto de Espinillos con el objetivo de tener una vista más general y panorámica del espacio agronatural que es objeto de estudio y valoración en esta actividad. Es soberbia, aunque ya fuera del ámbito de estudio de esta actividad, la vista que ofrece el telón de fondo de cerros y glacis que da comienzo a la Alcarria de Alcalá, subcomarca del alfoz histórico de esta ciudad que se extiende hasta el Tajuña. La importancia histórica, visual y legendaria que tienen estos escarpes del páramo alcarreño en su caída hacia el Henares representan un valor a preservar y que humaniza el casi conurbado valle del Henares.

Es unánime el acuerdo de que este espacio debe preservarse libre de urbanización. Se ve favorable que funcione como una barrera verde frente al imparable proceso urbanizador en el Valle del Henares y que acabaría con la asfixiante fusión física de Alcalá y Torrejón.

Soto de Espinillos se ha perfilado, en la actividad de hoy, como algo más que un lugar para el paseo o la práctica de deportes al aire libre por parte de los vecinos de Torrejón; es un formidable Aula de la Naturaleza, un privilegiado espacio para la Educación Ambiental entre una ciudad de 200.000 habitantes y otra de 130.000 y una oportunidad para la recuperación de las pretéritas funciones agropecuarias mediante actividades primarias sostenibles que pueda generar riqueza (empleo aunque sea poco; producción de frutos y hortalizas; derivados de las ganaderías ovina, caprina, equina o apícola…).

 

 

vista_parque_mirador_torrejon

Vista del Soto de Espinillos desde el Parque lineal del Mirador de Torrejón de Ardoz.

"Al fondo, las primeras estribaciones de la Alcarria de Alcalá con dos de sus legendarios hitos: el muy popular para los torrejoneros Cerro de San Juan del Viso donde se levantara la fabulosa Iplacea y la real Complutum republicana; al fondo y a la izquierda se dejan ver el Malvecino y El Ecce Homo, cerro éste cargado de tradición y leyenda para la Ciudad de Alcalá. Campiña, vegas y Alcarria son paisajes muy ligados a complutenses y torrejoneros; su preservación es deseable por ambos".

 

Fin